Yo los bautizo a ustedes con agua para que se arrepientan. Pero el que viene después de mí es más poderoso que yo, y ni siquiera merezco llevarle las sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.
Mateo 3:11

Para ser un testigo de Cristo eficaz, se necesita el Espíritu Santo y fuego.
Y también ustedes darán testimonio porque han estado conmigo desde el principio.
Juan 15:27

Ser un testigo de Cristo no es solo salir y entregar tratados a la gente, sino que es permitir que su vida entera sea un testimonio de Cristo. Él es la razón por la que fue salvo de la muerte cuando era un niño. Él fue la razón por la que sobrevivió el accidente. En medio de la crisis financiera, Él fue la razón por la que nunca le hizo falta nada. Tu vida tiene Que testificar acerca de lo que Dios ha hecho en ti.

DOS REQUISITOS PARA SER UN TESTIMONIO DE VIGENCIA
1. Reciba Poder a través del bautismo del Espíritu Santo
Juan dijo que alguien venia después de él, quien bautizaría con el Espíritu Santo.
Hay una promesa para que seamos llenos del Espíritu Santo. La evidencia que se han llenado con el Espíritu Santo es el don de hablar en otras lenguas. El Espíritu Santo es poder. La palabra “poder” viene de la palabra dunamis, de dínamo, donde obtenemos la palabra dinamita. En otras palabras, antes de ir y testificar, Jesús quiere que seas lleno de dinamita, y tendrás la evidencia cuando hables en otras lenguas. El poder es para vencer el pecado, edificar tu carácter y ser testigo de Jesús. Aquí en la tierra necesitas la dinamita para combatir contra el diablo cuando viene contra tus hijos, finanzas, salud y otras áreas de tu vida.
2. Sea bautizado en fuego
Para que la dinamita en ti explote, necesitas fuego. Necesitas ser sumergido en fuego para ser un testigo eficaz. Apóstol Maldonado iba a la iglesia y amaba a Jesús, pero no tenía fuego. Reconoció que le faltaba fuego, porque tenía miedo de hablar con la gente. Había mucha dinamita dentro de el, pero nada salía de él. ¡El poder del Espíritu Santo es testificar, vencer la tentación, y ser más que un vencedor sino que también ser una persona en fuego! El fuego desatado de un cristiano es la pasión. Sin fuego, no hay pasión, y donde no hay pasión, puede apostar que no hay fuego. Los cristianos que son pasivos y apáticos acerca de la presencia de Dios durante el culto en la iglesia o en el momento de la oración, no están en fuego. ¡Ponga a alguien con fuego a orar y vera la pasión y el fuego salir de ellos!

Podemos ser admirados por ser disciplinado, pero siendo apasionado podemos ser contagioso.
Fuego desata la pasión. La gente es atraída a la pasión. Reconocen algo diferente mientras una pasión se revuelve dentro de ellos. Cuando los padres son apasionados por Dios, sus hijos van a querer servirle a Dios. ¡Ellos van a querer ir a la iglesia! La pasión viene del fuego. Nadie puede hacer que alguien se encienda en fuego sin primero haber tenido una experiencia con fuego ellos mismo. Si tienes hambre hoy, no sólo serás lleno de dinamita, sino que de fuego también. ¿Cómo podrás brillar sin pasión? Sin fuego, no hay luz.

14 Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puedeesconderse.15 Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa.16 Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.
Mateo 5:14-16

Él dice: “VOSOTROS sois la luz del mundo.” Eso significa todo el mundo, pero la luz no puede brillar si no tiene fuego. La lámpara representa a la iglesia. Está llena de petróleo, el cual representa la dinamita.
Representa a un cristiano que habla en lenguas, pero no brilla una luz. El aceite sin fuego no sirve para nada. Vas a la escuela y tiene tres personas a tu lado quienes están deprimida, pero no les hablas de Jesús. Tu mesera te sirve y ves que está deprimida, pero no le hablas de Jesús. No estás en fuego. Para brillar, necesitas fuego. ¡Cuando hablas con ellos, con tanta convicción y pasión, sobre todo lo que Cristo ha hecho en tu vida, y dejas que la pasión y el fuego salgan de ti, es cuando brillas! ¿Dónde está la luz en ti? Cuando la oración no sea una carga para ti, estarás en fuego. Cuando vayas a tu trabajo y te encuentras con homosexuales, tu luz tiene que brillar. Tienes que encender el fuego. ¡Tienes que encenderte en fuego hoy! Nadie quiere ir a una iglesia muerta. Quieres ir a una iglesia con fe y pasión por la oración, la alabanza, y la presencia de Dios.
Cabudare está llena de iglesias muertas—no hay fuego. Jóvenes, esta nueva generación no quiere iglesias muertas. La religión está muerta; necesitamos algo que está vivo. La religión no tiene ninguna revelación o impartición. La gente está cansada porque quieren una experiencia. Cristo quiere que los padres alumbren a toda la casa. ¿Cómo? ¡Cuando tus hijos te escuchen orando y clamando a Dios, al ver tu pasión, se prenderán en fuego!

¡Los dos requisitos para ser testigo de Cristo es estar lleno de dinamita y fuego!
Caminando en la Autoridad Cruda
Dios le dio a Moisés algo para caminar en lo sobrenatural – una vara que representa (para nosotros) la autoridad cruda. Eliseo y Elías trabajaron con un manto, el cual representa la unción. Moisés estaba orando cuando el ejército entero de Faraón estaba justamente detrás de él. Dios le dijo que dejara de orar y que lanzara la vara. No seas tonto y usa la autoridad que Dios te dio. Le has estado orando y suplicando a Dios que te dé un trabajo, que sane tu cuerpo o que te cambie la situación en cual estas. Para de suplicarle a Dios y empieza a reprender al diablo. Dile que tu cuerpo es templo del Espíritu Santo y no tiene ningún derecho sobre él. Usa la autoridad que Dios te ha dado. ¡Ponte de pie y lanza la vara! Declara que ya no estas sin trabajo. Utiliza tu autoridad como un creyente.

Cuando entras a tu oficina, no hay una atmosfera de unción. No les vas a decir: “Vamos a preparar una atmósfera para que les pueda hablar de Cristo.” Es fácil fluir en la iglesia porque no tenemos brujas y todos estamos llenos de Jesús, por eso cae la unción. Pero en las calles, restaurantes, lugares de trabajo, o en la escuela—cuando el diablo te está golpeando—la unción, no funcionará. Necesitas la autoridad que tenía Moisés, autoridad cruda. Eres un creyente, hijo de Dios y tienes la autoridad de Jesucristo para echar fuera demonios, sanar a los enfermos y predicar de Jesús Cristo. Mire esa autoridad se toma eso asi como cuando Amarilys acaba de lavar y el cielo se pone oscuro ella se para en la puerta y les dice “miren nubes me hacen el favor y se me van para la montaña o donde las necesiten yo acabo de lavar y necesito mi ropa seca vamos pues” pero con autoridad cruda ora para que la lluvia se detenga y para de llover. Cuando esté en la escuela y no sienta nada, tiene que tomar la vara, ponerse de pie y decirle a la gente que tiene algo que decirles. Moisés opero con la vara, Eliseo con el manto. Tenemos que trabajar con el poder y el fuego.

RECIBIMOS A CRISTO, PODER Y FUEGO
Si nunca ha recibido a Cristo y se ha estado sintiendo solo(a), en busca de una respuesta, Jesús está aquí. Es con Él que necesita tener un encuentro. Hoy es el día para que tenga esa oportunidad. Si nunca lo ha recibido(a) como su Señor y Salvador, necesita recibirlo hoy, o aló mejor era cristiano(a) pero se apartó y quiere volver a Cristo. Tome la decisión de recibirlo en su corazón hoy. Si está cansado(a) y sabe que Lo necesita, repita esta oración:
Padre Celestial, en este día reconozco que soy un pecador y mi pecado me separa de usted. Me arrepiento de todos mis pecados y voluntariamente confieso con mi boca que Jesús es el Señor. Yo creo con todo mi corazón que Dios Padre le resucitó de entre los muertos y ahora está vivo. Jesús, entra a mi corazón ahora mismo. Amén.

Si ha tomado esta decisión hoy, comuníquese con nosotros. Queremos orar por usted.
Queremos darle la bienvenida a la familia de Cristo. Llámenos y permítanos servirle en todo lo que necesite. El fuego es sólo para tres tipos de personas: los que (1) tienen hambre, (2) tienen sed y (3) están desesperado(a) por Dios. Si usted nunca ha recibido el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en lenguas, y desea recibirlo ahora, hoy es el día para que usted reciba la impartición. No necesita esperar a que alguien le imponga manos, recíbalo por fe. No tema que las lenguas que usted reciba son algunas lenguas demoníaca porque Jesús dijo en Lucas 11:11:
11 »¿Quién de ustedes que sea padre, si su hijo le pide[a]un pescado, le dará en cambio una serpiente?12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?13 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!

Las lenguas son dadas por el Espíritu Santo, pero tenemos que hablarlas. Allí donde está, comience adorar y llegará un momento en el que hablara otra lengua que no es su idioma. Su razonamiento le dirá que se está volviendo loco, pero es por eso que Dios nos da otras lenguas-para eludir nuestro razonamiento. Pídele a Dios en este momento que te llene con su dinamita. Juan dice que él bautizaba en agua, pero Jesús bautizaría en Espíritu y fuego. ¡En este momento, llénate con su dinamita! ¡Abre la boca y habla! ¡Deja que la nueva lengua el fluya dentro de tu espíritu! Ahora, si usted está leyendo esto y dice, he perdido la pasión y el fuego para las almas, para la oración, y para buscar la presencia de Dios, y la quiere de vuelta, este es tu día. El fuego del Espíritu Santo caerá ahora en aquellos que tienen hambre, sed y desesperación para Dios. ¡Si ya lo tiene y quiere más, reciba de la impartición ahora mismo! Clama por el fuego de Dios. El fuego de Dios está derramando sobre ti ahora mismo. ¡Recíbelo! Espíritu Santo, revive el fuego dentro de cada persona leyendo en este momento. Cae sobre ellos ahora mismo y cubre los desde la parte superior de la cabeza a la parte inferior de sus pies. ¡Permite que Tu poder los consuma! ¡Clama por su fuego! ¡Más y más fuego! ¡Enciéndete en fuego! ¡Agarra fuego para ser testigo de Jesús! ¡Vete por el mundo, con tu autoridad cruda y el fuego de Dios, y comienza ser luz para el mundo!

Comunícate con nosotros        +58 251 262.8347