SOLANGESaben por lo que estamos pasando, económicamente hablando, una situación difícil, no solo aquí en Venezuela sino a nivel Global, Debemos aprender a depender de Dios y no dejarnos llevar por todas las preocupaciones del día a día. Pero resulta que nosotros los hijos de Dios no sabemos depender de ÉL, y luchamos solos, queremos defendernos solos porque eso es lo que nos han enseñado. En esta mañana les enseñaré algunos principios para que podamos crecer financieramente.

EL SEÑOR ES DUEÑO DE TODO – I CRÓNICAS 29:14, Yo puedo estar dando mucho dinero en la ofrenda, ayudando a muchos que necesitan, contribuyendo para levantar un Ministerio, pero si Yo lo hago, es porque lo logro con mi trabajo, con mi sudor, si esa es tu mentalidad estas actuando como dueño, pero ese trabajo te lo dió Dios, el conocimiento, la capacidad te la dió Dios. En las escrituras, Dios usa más de 250 nombres para describirse a sí mismo, pero el mejor nombre que el utiliza es “EL SEÑOR”, ésta es la parte más importante, ya que de la manera en que usted ve a Dios se ve a sí mismo, cuando hablamos de administrar no solo nos referimos a lo material, en DEUTERONOMIO 10:14, Dios nos dice que ÉL es dueño de los cielos, de la tierra y todo lo que hay en ella, COLOSENSES 1:17 “todas las cosas fueron hechas por ÉL y para ÉL”. Debemos comprender: 1. Dios es el Dios del universo (SALMO 24:1, SALMO 50:10-12, ISAIAS 40:26), algunas veces estamos tan extraviados en la cotidianidad que no nos damos cuenta de lo que Dios ha creado, pero Dios nos dice “alcen los ojos y miren”. Nunca tu vida será tan prospera como cuando buscas de Dios. Te aseguro que cuando tú buscas de Dios en la mañana ÉL será el dueño de tu vida.

 
Dios es el dueño de las Naciones ISAIAS 40:21-24, me llama la atención que él explica “es que ustedes no se han enterado?”, hoy Dios les dice: “es que ustedes no se han enterado que yo soy Dios?”, ÉL está aquí con nosotros y nos dice “óyeme, escúchame, Yo quiero bendecirte, pero no dependas de ti, depende de mí”.
Dios es El Señor del individuo SALMO 39:10-4, ÉL lo sabe todo, tú no puedes ocultar tus pensamientos, tus intenciones, muchas veces llegamos delante de Dios y ÉL es tan misericordioso que no desciende fuego del cielo para consumirnos. A la gente no le gusta soltar lo material, yo controlo mi presupuesto, mi dinero y hago con el lo que quiero.
I CRONICAS 29:12,14, Dios tiene el poder para que tus finanzas crezcan, ÉL tiene el poder para darte un trabajo, carro, casa, pero también tiene para quitarla. Nuestra actitud, lo que yo hago que está mal delante de los ojos de Dios lo que hace que perdamos las cosas.
JOB 1:20-22, MATEO 25:14-15. Dios te da como ÉL quiere, piensa cuánto te ha dado, si somos agradecidos con el hecho de estar aquí nos ha dado mucho, pero hablando de lo material, ¿cómo está tu capacidad para tu trabajo?, ¿Para tu negocio?, ¿En tu hogar?, Con respecto a tu Padre, ¿los estás honrando o deshonrando? Esposos, ¿estás honrando a tu esposa?, ¿Cómo están en la administración seamos o no dueños de negocio?. En la comida, como madre, padre, ¿cómo lo estás administrando?

 
Dios permite que tengamos situaciones difíciles para cumplir su propósito GENESIS 50:20, siempre el enemigo va a atentar contra ti, vendrán adversidades, problemas, pero debemos estar conscientes de la palabra de Dios que dice que todo mal ÉL lo convertirá en algo bueno y eso te servirá de testimonio para que tú puedas bendecir a otros.
La paciencia trae un buen carácter y el buen carácter trae esperanza. Dios siempre está probando nuestra fe, muchas veces culpamos a Satanás y realmente nosotros somos culpables por lo que pasamos, a veces somos necios, entonces Dios quiere formar su carácter para bendecirnos.
Dios provee, Dios es el dueño de todo y quiere proveernos pero a veces no tenemos la capacidad, no sabemos administrar, nos endeudamos.

 
FILIPENSES 4:19, Dios suplirá conforme a nuestras riquezas, hazte una pregunta, “Papá hasta el momento, como tu hijo(a) cómo me he comportado?” sé obediente y El Señor te dará las bendiciones, te dará sabiduría, tiene una clave especial para que nos vaya bien MATEO 6:31-33.
Si Dios es dueño de todo, nosotros somos sus administradores, de la casa, de los hijos, de todo y yo no puedo defraudar como administrador la confianza de Dios.
SALMO 8:6-8, “me pusiste al cuidado de todo” no podemos seguir viendo nuestra familia, comunidad, país como lo hemos estado viendo, si no sabías que eres administrador de Dios, vamos a hacer una dinámica, escribe en un papel todo lo que Dios te ha dado, el gato, perro, casa, carro, esposa, esposo, hijo, hija, vimos que Dios es dueño de todo pero hay algo que no nos deja continuar y es la deuda,
DEUTERONOMIO 5:32-33, primero está el mandato y después la promesa, Tiene que aplicar esto a su vida para prosperar y tener larga vida, lo que es una promesa de Dios, pero cuidado con el motivo por el que quieres prosperar, debemos prosperar para ayudar la obra de Dios, prosperar los ministerios de la Iglesia, así que tienes que ser fiel administrador.
Debemos ser fieles en lo poco y en lo mucho MATEO 25:14-15, jóvenes ustedes no trabajan pero sus padres les dan dinero y de eso también lo debemos dar a Dios. Todo depende de nuestra capacidad, tu le dices a Dios “guíame” y ÉL te levantará como empresario
Leamos LUCAS 16:1-2, pero personalizado, imagínense que Dios nos diga eso y tengamos que pasar por un proceso bien largo y duro para poder ser corregidos, Él quiere que seamos fieles para que entremos en su gozo. Dios quiere que tengamos nuestras finanzas en orden, que las posesiones no controlen nuestras vidas, ÉL quiere que estemos contentos “hasta que no me case no voy a ser feliz, hasta que no tengas hijos no seré feliz, hasta que no tenga carro no seré feliz”, así nunca serás feliz, más hermoso es levantarnos de la nada y ser guiados por Dios porque el día que tenga va a poder ver a otros y dar de otra manera.

 
Primer Principio: El Señor es dueño de todo.
Segundo Principio: Seamos fiel aun en lo más pequeño.
Tercer Principio: Debemos ser fieles en las posesiones del otro.
Ahora, viene la parte de las deudas, todos hemos pasado por deudas porque es lo que nos enseñan, sobre todo por televisión, Con las tarjetas de crédito pensamos “voy a comprar algo que necesito” sin pensar cómo la puedo pagar o decimos “dios me proveerá” y contamos los pollitos antes de nacer, eso es terrible, “como vamos yendo vamos viendo” y nos hacemos la vista gorda, la economía del mundo se encarga de que tú te endeudes, su filosofía es “téngalo ahora y páguelo después”, si usted tiene tarjeta de crédito yo le recomiendo lo siguiente, agárrelas y córtelas, nunca compre con la tarjeta algo que no tenemos presupuestado. Comprométase en que si adquiere una deuda debe comprometerse el 100%, pedir prestado no es pecado, pecado es pedir pecado y no pagar, tu puedes pedir un préstamo pero debes saber tu condición y para pagar. El costo fijo, la fatiga mental, causan daño físico y problemas con las personas que nos rodean, Ser comprador compulsivo es dañino para nuestras finanzas, es mala administración, eso viene por ignorancia, falta de dominio y mala planificación, a veces sé cuánto me ingresa pero no se cuánto gasto.
Ore. Prepare un plan de gastos. Busque un ingreso adicional.
Esto le va a ayudar a reconocer el Señorío de Dios y a serle fiel.

Comunícate con nosotros        +58 251 262.8347