Todos decimos que trabajaremos duro para seguir creciendo el próximo año… Cada día debemos crecer. Tanto en lo material como en lo espiritual. La gente piensa que es acerca de tener mente positive, y no es así. Se trata de aferrarse fuertemente a Dios para recibir sus promesas. De esa forma sacamos a satanás de la casa, así lo hacemos retroceder. Muchos permiten que el enemigo entre en sus territorios ganando terreno. Quiero que usted se vaya de este lugar con una idea interesante. Quiero que formes el libro de los sueños: Lo que quieres lograr el próximo año. Tus metas del año que viene; por ejemplo, dibuja una casa y dile al Señor: esta es la casa que quiero el próximo año. Póngalo en la nevera; quiero un carro, una esposa, un esposo, mi título de la universidad. Eso lo pondrá en su libro de los sueños para el próximo año. ¿Quiere un esposo? ponga un vestido de. Es un ejemplo.

Abra su Biblia en Hechos 2:16-21. Fíjese lo que dice en el verso 17 y diga “Soñaré”. Seguimos el verso 18 y diga “profetizaré” Terminemos el 21.  ¿Qué tienes que hacer para invocar el nombre del Señor? ¿Qué debemos hacer para ser salvos? No esperemos hasta que el sol se torne en tinieblas ni la luna en sangre… Eso ya ha sucedido. El último eclipse lunar sucedió este año y no sucederá hasta dentro de 100 años.

El profeta Joel lo dice de una manera interesante (Joel 2:28-31). Yo quiero enfocarme en esta promesa que dijo Joel y que confirman los apóstoles “En los postreros días” No está en futuro. Es en estos días. De aquí en adelante. Nuestros ancianos soñarán sueños. ¿Sabe algo tremendo? Hay gente que dice que nunca ha soñado. Gente que nunca en su vida ha tenido sueños ni se preocupan por soñar. Pero es promesa de Dios de que nuestros ancianos sueñen y que los jóvenes tengan visiones. Que su Espíritu sea derramado sobre usted y sobre mí. Dice la palabra que debemos tener sueños pues es en este tiempo que su Espíritu será derramado sobre toda carne y esto ya está sucediendo. Es importante que tengamos sueños. ¿Es usted parte de esos que sueñan? ¿O es de los  que dice: yo nuca sueño? Y no tenemos que estar dormidos para poder soñar. No como algunas personas que también andan en las nubes y sueñan como dormidos. Me refiero a sueños como metas.

Hebreos 11:1 Es la fe la certeza… ¿de lo que algún día tendré? NO… de lo que se espera. Si no tienes sueños, no tienes metas ni visión. ¿Qué es una visión? Una clara imagen mental de un futuro mejor. La imagen de un lugar donde quieres estar mañana. Eso es una visión. Un futuro mejor, una mejor casa, un mejor pago por el trabajo, recibir las bendiciones de Dios. Si la gente no sueña, no tendrá visión ni fe. Debemos saber claramente dónde queremos llegar el primer  trimestre, por lo menos. Ore: Señor voy a lograrlo. Tendré un trabajo estable. Escríbalo en su cuaderno de los sueños. Escriba el nombre de la empresa que quiere formar. Póngalo en un lugar donde lo pueda ver cada día y ore por ello al Señor creyendo que será hecho. Crea por su familia, su trabajo, su empresa, su carro. Coloque la foto de sus familiares por los que ora, una foto de la familia reconciliada. Es importante que no dejemos de soñar. Si dejamos de soñar, nos conformamos con el estado actual de nuestras vidas y dejamos de tener metas o visiones. Debemos superarnos cada día. Dios nos dio la capacidad para producir, crecer, desarrollarnos, pero lo entendemos como hasta los 25 o 27 años de edad cuando terminamos la universidad. Logramos el título y conseguimos trabajo y hasta aquí llegamos; no aprendo más. Entonces dejas de soñar, de creer y creer.

Cada día tenemos que ir creciendo y creyendo en nosotros mismos. Dios cree en nosotros. Si no, no fuese dicho que no vendría hasta que todo el mundo estuviese lleno de conocimiento  de su palabra y gloria. ¿Quién debe permitir que esto suceda? Nosotros. Debemos llenar todo nuestro estado del conocimiento de la gloria de Dios, pero nos conformamos en el estado en que estamos, por dejar de soñar.

Nuestra vida se convierte en una rutina. Vamos al trabajo, regresamos a la casa, comemos, dormimos y al día siguiente sucede lo mismo. Podemos estar en un buen estado económico, pero no es lo que Dios quiere para nuestras vidas. Dios quiere que estemos MEJOR.  No solo bien, si no MEJOR.  Lucas 6:38 “Dad y se os dará” Por eso Dios quiere que nuestro estado postrero sea MEJOR.  Con la misma medida con que medís, os volverán a medir. Pero Dios nos dice en 3 letras “DAD”… no dice “ya diste o deja de dar”… Es un presente continuo, es decir,  que sigue estando vigente. “Dad y se os dará” Dar en sentido general; no solo diezmos, ni la ofrenda, no solo dar las gracias. Es en términos generales. Como cuando Dios nos dice que nos dará todo lo que pidamos en oración.

“Dad y se os dará medida abundante…” aquí vemos cómo Jesús dice que nos dará mucho más de lo que esperamos o de lo que queremos. Si dejamos de soñar nos conformamos y dejamos de dar, pues estamos bien en el estado en que estamos.  La palabra dice “da y recibirás” Todo lo que pidas al Padre en oración, lo recibiréis. Sal de ese estado de retardo donde has estado. Termina este año bien, dándole al Señor una medida buena. Si le damos eso, ¿cuánto más nos dará el Señor? Con la misma medida con que midas, serás medido. No te conformes. ¿Cómo estas hoy? Entrarás en estado de conformismo o ya estás en estado de conformismo.

Les diré algo, si había una persona reacia al cambio y a las cosas nuevas, ese era yo.  Algunos pastores insisten en decir que hemos entrado en un estado de pensamiento babilónico, o sea, un estado de conformismo, pues “no podemos cambiar la sociedad porque es la que nos merecemos” Tenemos que salir de ese pensamiento. Es un estado de retardo. Debemos saber que podemos y debemos cambiar la historia de nuestro país. El trabajo está en nuestras manos. Estoy hablando de que si crees que eres un agente de cambio que sueña los sueños de Dios, lograrás grandes cosas para Él. Pero por muchos años la iglesia se conforma con tener la congregación más grande o el mayor templo. Debemos salir de ese pensamiento y cada día crecer y llegar mucho más lejos.

Desde hace más de 40 años la gente sigue diciendo: yo no voy a la universidad porque el Señor dice que debemos ser pobres y humildes. Ese pensamiento sigue metido en le iglesia. Por eso estamos así. No hay casi abogados cristianos o médicos y los pocos que hay están un rato con Dios y un rato con el diablo. Quieres ser policía pero no puedes ser cristiano, entonces dejas de seguir a cristo para ser policía. Como hijos de Dios debemos marcar la diferencia y acabar con la corrupción. Acabar al pecado. La Palabra dice que somos LUZ… Somos Luz y sal.

¿La luz le pide permiso a la oscuridad para alumbra? No. Es luz y simplemente brilla. Resplandece. Saca el pecado, saca la oscuridad. Cuando dices “no puedo” le dices a la oscuridad “permiso para alumbrar”. ¿De cuando acá Dios le pide permiso al Diablo? Usted y yo alumbramos y las tinieblas se van fuera en el nombre de Jesús. Sigue soñando pues entraras en la tierra prometida.

Toma la decisión. Si no decides dar un paso adelante para crecer y desarrollarte, no te moverás. Dios no se aparecerá para empujarte. Debes caminar adelante creyéndole al Señor. Rompe con ese estado de conformismo. Con ese caparazón. Rompe con ese caparazón de conformismo y mediocridad.

Comienza anhelar los sueños de Dios, pues Él tiene cosas nuevas todos los días. Jeremias 29:11 ¿Qué estas esperando? ¿Vivir cada día en ruinas? ¿Vivir mal? Los pensamientos que Dios tiene para nosotros son pensamiento de bien y de paz pero no de mal. Mucha gente dice en situaciones difíciles: esto es un prueba que Dios me mando. Me robaron el carro porque Dios me está probando. Dios cuando bendice, bendice bien. Dejas de soñar y el enemigo hará desastres. Proverbios 21:5  ¿Cuáles han sido pensamiento durante este año? ¿Cómo has estado pensando?  Llegas y dices: ya lo he alcanzado y listo, ahí me quedo. Dios tiene mucho más para ti. Sera triste llegar al cielo y ver a la izquierda o derecha, lugares llenos de carros y casas, entonces preguntarás a Dios: ¿y esas cosas? Él dirá: son las casas y carros de la gente de Ondas de Paz que nunca soñó y no se las di.

¿Cuáles han sido tus pensamientos durante este año? Pide a Dios que te muestra cuáles sueños tiene para ti. Ora: Señor muéstrame. Quiero soñar lo que tienes para mí. Quiero ver las cosas que recibiré de ti. Escríbelos en tu cuaderno de los sueños. A veces Dios nos da el Sueño pero esperamos también que Dios venga y nos de todas las cosas que necesitamos para hacer realidad ese sueño y nos quedamos estáticos esperando. Debemos movernos y salir del estado de conformismo. Rompe el cascaron. Si no producimos un cambio de la atmosfera, ¿cómo vendrán los sueños de Dios para la vida? Cuando Dios te dé una palabra, anótala en tu libro de los sueños.

Una vez aprendí esto y me dije: “Señor, cuántas profesáis se me han olvidado. Cuantas cosas me han dicho y no las he anotado” las cosas se olvidan. Cuando escribimos, todo quedará allí escrito. No importa los años que pasen, eso permanecerá allí plasmado. ¿Serás como Moisés? Su sueño se cumplió 40 años más tarde. Deja que en ti sea como en 4 días. Acciónate. Decide. Es lo que tú quieres, no es lo que el diablo dice para ti. Dios te pondrá en abundancia y te bendecirá todos los días. Lo bueno estorba lo mejor. Dios nos dio algo bueno. Pero nos quiere dar algo mejor. Tu situación cambiara pero debes provocarlo. Anhela estar mejor cada día.

Juan 10:10 Dios nos quiere bendecir con abundancia. Comienza desde hoy a tomar los sueños de Dios para tu vida en el nombre de Jesús. Sus pensamientos son de bien y no de mal, de salud y no de enfermedad. El enemigo vino para hurtar y matar pero Jesús vino para dar vida en abundancia. Provoca el rompimiento. El 2012 será un año de bendición en el nombre de Jesús. Cerraremos este año con excelencia pero el próximo será mejor.

Genesis 1:28 y 2:3. Dios nos ha bendecido desde el principio. Dios nos ordenó a señorear… Debemos comenzar a soñar y creer. Fuimos sacados de la esclavitud. Dice que nos deleitemos en él y el concederá todas las peticiones de nuestro corazón. Deléitate en Él cada día de este fin de año para que el conceda todas tus peticiones. Si crees comienza a llenar tu cuaderno.

Comunícate con nosotros        +58 251 262.8347