Tema 2: Los Beneficios y las Recompensas del Ayuno

Aunque nuestra prioridad cuando ayunamos es buscar la presencia de Dios, en el proceso Él nos promete recompensas públicas. Pero además de las recompensas, existen beneficios físicos, emocionales y espirituales.

“… y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.” Mateo 6:4

Como resultado de la limpieza física, viene un cambio en nuestra actitud y en el área emocional. La carne se pone bajo sujeción y se puede vivir mejor en el espíritu. Las emociones se someten al espíritu y vivimos en mayor estabilidad.

¿Cuáles son los beneficios espirituales y recompensas que Dios promete cuando ayunamos?
El ayuno rompe el espíritu de demora: Daniel 10:1-3 En el año tercero de Ciro, rey de Persia, un mensaje fue revelado a Daniel, a quien llamaban Beltsasar. El mensaje era verdadero y acerca de un gran conflicto; él comprendió el mensaje y tuvo entendimiento de la visión. 2 En aquellos días, yo, Daniel, había estado en duelo durante tres semanas completas. 3 No comí manjar delicado ni entró en mi boca carne ni vino, ni usé ungüento alguno, hasta que se cumplieron las tres semanas.
Daniel comenzó un ayuno parcial de 21 días, porque tenía un gran conflicto que no podía resolver en sus propias fuerzas. Si usted tiene un gran conflicto, es tiempo de que aflija su alma y busque el rostro de Dios.

¿Cuál era el conflicto? Daniel 9:11-12: Ciertamente todo Israel ha transgredido tu ley y se ha apartado, sin querer obedecer tu voz; por eso ha sido derramada sobre nosotros la maldición y el juramento que está escrito en la ley de Moisés, siervo de Dios, porque hemos pecado contra Él. 12 Y Él ha confirmado las palabras que habló contra nosotros y contra nuestros jefes que nos gobernaron, trayendo sobre nosotros gran calamidad, pues nunca se ha hecho debajo del cielo nada como lo que se ha hecho contra Jerusalén.

¿Quién era el Príncipe de Persia? Este era un principado demoniaco que gobernaba los aires sobre esa región, el cual se dedicaba a demorar la respuesta de Dios a la oración de los hombres. Hoy en día, ese mismo espíritu está demorando muchas respuestas y bendiciones que Dios desea darnos. Yo le recomiendo que declare ayuno y oración, y haga guerra contra ese príncipe de Persia que demora la salvación de su familia, los negocios, el ministerio, etcétera. Daniel 10:13: Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso por veintiún días, pero he aquí, Miguel, uno de los primeros príncipes, vino en mi ayuda, ya que yo había sido dejado allí con los reyes de Persia. Nótese que el arcángel Miguel vino a ayudar a Daniel. Hoy, en el Nuevo Testamento, Dios nos ha dado armas, poder y autoridad, y el Espíritu Santo es nuestro guía y nuestro ayudador.

¿Cuál fue el resultado, la recompensa del ayuno de Daniel? Daniel obtuvo la victoria. El arcángel que venía en su ayuda pudo vencer y cruzar el obstáculo del príncipe de Persia gracias al ayuno de Daniel. Así pudo traer la bendición para contestar su oración. Cuando él se humilló y buscó el rostro de Dios, entonces todo se desató.

Ilustración: Si usted tiene alguna situación que está demorada, comience a declarar ayuno y oración, quizás sea un espíritu de demora que está deteniendo su respuesta.

El ayuno remueve toda montaña que se levanta en el camino.
¿Qué es una montaña? La montaña es una figura que representa los obstáculos que encontramos en la vida y en el camino en nuestro destino en Cristo. A veces, son puestos por el enemigo y otras veces, son causados por nuestras malas decisiones. En la Biblia, siempre vemos que cuando alguien quiere hacer la voluntad de Dios o extender su reino, se levantaba una montaña para impedirlo.
¿Cuál es el propósito de que se levante esa montaña? Detener el avance del Reino; detener el avance de los Hijos de Dios. ¿En contra de quien viene esa montaña? La montaña viene PRINCIPALMENTE en contra de esos individuos que han ganado una reputación en los Cielos.

Lucas 10:17-20 Los setenta regresaron con gozo, diciendo: Señor, hasta los demonios se nos sujetan en tu nombre. 18 Y Él les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. 19 Mirad, os he dado autoridad para hollar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo el poder del enemigo, y nada os hará daño. 20 Sin embargo, no os regocijéis en esto, de que los espíritus se os sometan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.

La palabra del original griego, que se usa aquí para “nombre”, es la misma que se usa para “reputación”, y la connotación que tiene, es la de alguien que ha ganado cierta fama, es conocido, famoso, como un beisbolista o un futbolista hoy. Recuerde que estas montañas vienen en contra de, o para detener aquellos que están extendiendo el Reino con milagros, sanidades, predicando el evangelio, a aquellos cuyos negocios son del Reino y todo lo que hacen es con el fin de extenderlo en la Tierra.

Jesús dice: “Si tu continuas echando fuera demonios, sanando a los enfermos, sigues predicando en tu Casa de Paz, sigues usando tu negocio para que el Reino avance, vas a desarrollar una reputación en los Cielos, y los demonios sabrán quién eres”.

Jesús dice: “Estarás en la lista de los más buscados por las tropas del infierno. El diablo no está buscando creyentes que tienen un club social en la iglesia, creyentes flojos que no echan fuera demonios ni sanan los enfermos; él tiene en la lista, a aquellos que son una amenaza para su reino y planes”.

¿Eres tú una amenaza para el reino de las Tinieblas? Tu negocio, ¿es para el Reino? Tu don, ¿lo estás usando para establecer el Reino? Todo ministerio que extiende el reino de Dios por la fuerza tiene que pagar un precio.

Ilustración: ¿A quién perseguiría usted si fuera el enemigo? ¿A los que están quietos, metidos dentro de las cuatro paredes de la iglesia, o a aquellos que están activos en las calles, los hospitales, las escuelas, oficinas, etcétera, quitándole las almas y echando fuera a los demonios de las vidas de la gente?

Hechos 19:15: Y respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?

Una vez que usted comienza a extender el reino de Dios por la fuerza y se convierte en una amenaza para el diablo, este decide levantarse en contra de usted. Esto ocurre muy a menudo, en la iglesia, en las finanzas, en el hogar, en la salud. Se levanta una montaña y la persona no se sana, no se libera, la situación no mejora; esta montaña es la tipología de un principado parado frente a usted, impidiendo que sus bendiciones lleguen.

¿Qué sucedió con los discípulos? Mateo 17:14-16: Y cuando llegaron a la multitud, vino a Él un hombre, y cayendo de rodillas delante de Él, dijo: 15 Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece mucho, porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. 16 Y le traje a tus discípulos, y no le pudieron sanar. Los discípulos pensaron que porque eran experimentados en sanar y liberar personas, ya estaban listos. Es decir, que ya no tenían que orar y ayunar para que el poder de Dios se moviera a través de ellos. Pero, ahora, un principado mayor se levanta. No solo era un demonio de epilepsia, sino una montaña para detener el avance del reino de Dios.

¿Le ha pasado a usted que todo iba bien hasta que hizo una promesa a Dios con dinero? Todo iba bien, usted estaba sanando los enfermos, liberando a los cautivos… pero, de repente, todo se detuvo. Esto es porque el enemigo ya lo identificó como peligroso y le asignó una montaña, un principado demoniaco para detenerlo. Todo ministerio, individuo, negocio, creyente, discípulo, hijo de Dios, que comienza a desarrollar cierta reputación en el espíritu, tendrá que enfrentarse con una montaña; ya sea el principado de la ciudad, de la región, de la enfermedad, de miseria, etcétera. Si un principado o montaña del enemigo se levanta para detenerlo y usted retrocede, ése es el final de su ministerio, negocio, salud, etcétera. Eso es lo que el diablo quiere.

Mateo 17:17-19: Entonces respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. 18 Y reprendió Jesús al demonio, el cual salió del muchacho, y éste quedó sano desde aquella hora. 19 Entonces viniendo los discípulos a Jesús, aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?

¿Cómo vencemos y removemos ese monte?
Por medio de la fe: Mateo 17:20, Y Jesús les dijo: Por vuestra incredulidad; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.
Con ayuno y oración: Verso 21, Pero este género no sale sino por oración y ayuno. El ayuno combinado con la oración, rompe el poder de la montaña, la echa al mar, la derriba. La montaña es un género demoniaco más fuerte, es un principado que no puede ser derribado con una oración rápida. Hay ciertos géneros o tipos de demonios que no salen si no es con ayuno; por lo tanto hay que declarar ayuno y oración, para remover esa montaña. Jesús pudo echarlo fuera de inmediato porque tenía la oración y el ayuno como estilo de vida.

Marcos 11:22-23 Y respondiendo Jesús les dijo: Tened fe en Dios. 23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, mas creyere que será hecho lo que dice, lo que dijere le será hecho.

El ayuno rompe las ataduras demoníacas.
Isaias 58:6 ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, quitar las pesadas cargas, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?

Hay ciertas ataduras en el pueblo de Dios que solamente pueden ser rotas con ayuno: ataduras mentales, miedo, depresión, ataduras sexuales, ataduras de juegos del azar, ataduras de vicios, incredulidad, idolatría, etcétera.

El ayuno prepara el clima para que el Espíritu Santo nos hable.
Hechos 13:1-3: Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía ciertos profetas y maestros; Bernabé, y Simón el que se llamaba Niger, y Lucio cireneo, y Manahén, que había sido criado con Herodes el tetrarca, y Saulo. 2 Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Separadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado. 3 Y habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos, y los enviaron.
El ayuno nos hace más sensibles a la voz de Dios. Podemos oír con mayor claridad y certeza cuando Él nos habla.
El ayuno prepara la atmósfera cuando necesitamos tomar decisiones tan importantes como, por ejemplo, ordenar y enviar hijos espirituales al ministerio.
Si usted necesita guía de Dios, dirección en una decisión difícil o importante, declare un tiempo de ayuno y oración.

El ayuno desata poder para vencer las tentaciones.
Mateo 4:1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. 2 Y después que hubo ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Nosotros, muchas veces, pasamos por el desierto y somos tentados a actuar de forma independiente; somos tentados a desanimarnos; somos tentados en nuestra identidad como hijos; somos tentado a ser infieles, a abandonar el trabajo, la iglesia, la familia; somos tentados a pecar sexualmente. Si usted está pasando por un desierto, ahora mismo, es tiempo de declarar ayuno y el Espíritu Santo le dará la fuerza para vencer la tentación.

El ayuno desata poder para cuando vamos a ir a la guerra. 2 Cronicas 20:1-3 Pasadas estas cosas, aconteció que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos otros además de los amonitas, vinieron contra Josafat a la guerra. 2 Entonces vinieron algunos y dieron aviso a Josafat, diciendo: Viene contra ti una grande multitud del otro lado del mar, y de este lado de Siria; y he aquí ellos están en Hazezón-tamar, que es Engadi. 3 Y Josafat tuvo temor, y puso su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá.

Hoy día, si estamos pasando por una guerra en el hogar o el negocio, si una gran multitud ha venido contra nosotros, no es tiempo de razonar la situación, es tiempo de declarar ayuno y oración. Cuando nos humillamos y buscamos el rostro de Dios en ayuno y oración, entonces la guerra es de Él. Dios interviene personalmente.

2 Cronicas 20:15 y dijo: Oíd, todo Judá, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta tan grande multitud; porque la batalla no es vuestra, sino de Dios.

¿Cuál fue el resultado del ayuno? 2 Cronicas 20:22 Y cuando comenzaron a cantar y a alabar, Jehová puso emboscadas contra los hijos de Amón, de Moab, y del monte de Seir, que habían venido contra Judá, y fueron derrotados. Si hay un área de tu vida que el enemigo ha atacado, declare ayuno y permita que Dios pelee. ¡Háblele a la montaña para que se mueva del camino! ¡Háblele al principado para que suelte sus bendiciones!

El ayuno es importante para ordenar liderazgo en la iglesia.
Hechos 14:23 Y cuando les ordenaron ancianos en cada iglesia, habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

¿Qué podemos concluir de los beneficios del ayuno? Cuando ayunamos con el motivo correcto, humillándonos en la presencia de Dios, Él nos recompensará en público, y esa recompensa será lo que hayamos pedido en privado.

Cada vez que ayunamos, algo sucede en el mundo espiritual y es trasladado al mundo natural. El ayuno: Rompe el poder del espíritu de demora; remueve toda montaña o principado que se levante en nuestro camino.
Rompe las ataduras de maldad; prepara la atmósfera para que el Espíritu Santo nos hable.
Desata poder para vencer las tentaciones; desata poder para prepararnos para la guerra; desata impartición para ordenar el liderazgo al ministerio; desarrolla mayor sensibilidad a la voz de Dios.
Provoca mayor sensibilidad a la necesidad del pueblo; hace que los milagros y sanidades ocurran en mayor cantidad e instantáneamente, nos da mayor autoridad sobre los demonios; ayuda a recibir un aumento en el nivel de revelación de la Palabra.

EL AYUNO TE BENEFICIA A TI…. LOS BENEFICIOS Y RECOMPENSAS COMIENZAN CON TU FORTALECIMIENTO ESPIRITUAL…
DIOS NO TE VE A DEJAR!!!!!
SEGURAMENTE HAS ESTADO LUCHANDO POR MUCHO TIEMPO PARA PERMANECER FIRME ANTE DIOS Y RECIBIR SUS BENDICIONES PERO NO HAS PODIDO VENCER…. HOY ES EL TIEMPO DE COMENZAR A VIVIR EN VICTORIA Y DEJAR QUE DIOS HAGA LO QUE TIENE QUE HACER EN TU VIDA!!!!
VENCE A TRAVÉS DEL AYUNO!!!! DECIDE RENDIR CADA ÁREA DE TU VIDA QUE HASTA AHORA NO HAS LOGRADO CONTROLAR AYUNANDO!!!!! DIOS TE RECOMPENSARÁ EN PÚBLICO RESPONDIENDO A TU PETICIÓN….

Comunícate con nosotros        +58 251 262.8347