Nuestra Experiencia de La Fe – Mente Iluminada, Corazón Ardiente

Por el Prof. Dan W. Dunn, Director Académico SEMWESVEN
Primero que todo, Juan Wesley creyó fuertemente un una “religión de corazón”. Los cristianos pueden experimentar la seguridad del amor salvífico de Dios en sus vidas. La doctrina de la seguridad, también conocida como “el testimonio del Espíritu Santo”, es tomado por Wesley de Romanos 8:16, donde Pablo declara: “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios”. Wesley también fue influenciado por su propia experiencia en Aldersgate al discutir y formular la doctrina de la seguridad. La fe cristiana, para Wesley, es experiencial. Él creyó que una persona puede afirmar los credos y creer todas las doctrinas correctas, pero permanecer muerto espiritualmente. La gracia de Dios debe ser apropiada individualmente, lo que resulta en seguridad y un corazón y vida cambiados.

No podemos explicar nuestro camino a Dios sin la revelación especial. Pero esto no quiere decir que la fe es irrazonable. Wesley fue escéptico acerca de esa fe que tiene mucho “entusiasmo” pero insuficiente razón. Un verdadero cristiano es razonable. La razón es esencial. Wesley creyó que las experiencias, ganadas a través de la percepción sensorial, son la fuente primaria del conocimiento humano. Lo que la razón hace, es ayudarnos a procesar tales experiencias -para reconocer su existencia, organizarlas y finalmente comunicarlas a otros. La razón también nos ayuda a comprender, analizar, estructurar y comunicar asuntos relacionados a la fe y la verdad bíblica. Pero, finalmente, la razón no puede producir una vida llena de fe que se exprese a sí misma en las virtudes cristianas, específicamente en fe, esperanza y amor… […] Lee el tema completo aquí…

Comunícate con nosotros        +58 251 262.8347